Los estadounidenses que trabajan duro cada día deberían de poder salir adelante. Nuestro desafío económico es aumentar sus salarios.

— Hillary Clinton (@HillaryClinton) September 17, 2015